sábado, 12 de enero de 2019

PINGÜINOS EN PUCELA 2019


12-01-2019
PINGÜINOS EN PUCELA 2019

Sin temor al bajo cero, ni al helado mes de enero
Llegan en moto pingüinos, con vestimentas de cuero.
Con más capas que cebollas, para que no pase el frío,
Llenan la cuidad de ruidos, de amistad y de cariño
Que despierta al año nuevo.

Calor en forma de antorchas que ha de llegar hasta el Cielo
Para alumbrar el camino de los ausentes moteros
Que en accidente  un mal día, en moto al Cielo se fueron.

Sopas de ajo, olor a hoguera, da igual si llueve o si nieva
A miles llegan en moto, hasta la helada Pucela
Que acoge en calor humano al forastero que llega
Año tras año en su moto a visitar nuestra tierra.

Calor de amistad en el campo, música y gente motera
Carpa cuajada de amantes… de amantes de las dos ruedas.

Valladolid inundada, y esta vez no es por la niebla
Es de sonrisas en moto, es de ruido, es de banderas
Es de ilusión en reencuentros, es de cumplidas promesas
Es del deseo prendido: salud y suerte en la vuelta.

sábado, 17 de noviembre de 2018

27 ANIVERSARIO MI TUNA DE CIENCIAS VALLISOLETANA


17-11-2018

27 AÑOS MI TUNA DE CIENCIAS VALLISOLETANA

Te vi nacer, Tuna mía, vi la ilusión de tus miembros
Crecieron tus melodías en rondas de luna y versos.
Ensayos, viajes, pasacalles, merecidísimos premios.
Cintas bordé en mil colores, repletas de sentimientos
Cuatro rondas en mi casa, una Comunión de ensueño.

Hoy les falta el director, que en Moto voló hasta el Cielo
Tocando el son de bandurria, en melodías de amor eterno.

Peinan canas mis muchachos, la luna los ve durmiendo
Ya no hay más noches de ronda, ni en balcón cuelgan sus sueños.

Las cintas de aquellas capas, apenas vuelan al viento
Los trajes bien ensanchados caben mejor en sus cuerpos.
Cuerpos de hombres muy curtidos, corazón de niño inquieto
Alma y son de estudiantina, beca azul sobre su pecho.

Tuna de Ciencias eterna, Tuna que amé en su comienzo
Tuna, una estrella que brilla, Tuno, en el Cielo componiendo
Tuna, mis niños queridos. Tuna, que me has regalado un yerno.
Tuna, por siempre mi tuna, Tuna de Ciencias… ¡¡Te quiero!!

sábado, 10 de noviembre de 2018

ME DICEN QUE SOY UN LOCO


22-09-2018
ME DICEN QUE SOY UN LOCO

¿Cómo he podido creer, en un Dios que no conozco,
Si los que dicen creer, me juzgan que soy un loco?

Creo en mi Dios, mi tesoro, en aquel que me enseñó
Que caminar por la vida hay que hacerlo con decoro,
Con honestidad, talante, despreciando a cada instante
Todo lo que te haga daño, todo aquello que es estorbo.

Me enseñó que la cabeza hay que llevarla bien alta
La sonrisa siempre abierta. 
A respetar con templanza  a todo el que te respeta
Y a quien te vuelva la cara, pagar con igual moneda.
No poner la otra mejilla, si te partieron la puesta.

Me enseñó que a la mentira, jamás le abriera mi puerta,
Que la risa es un tesoro, tesoro que no está en venta.
Que la envidia es el peor cáncer, no tiene cura, es perpetua.
Que la salud no se compra, que la amistad no está en venta
Que el amor se da en regalo y amor esperas de vuelta.
Que el odio engendra más odio, y hay que llevar por bandera,
El orgullo y el respeto por la tierra en que nacieras,
Sin importar que no alcances, ser profeta en esa tierra,
Que por más  méritos hagas, otro sin mérito alguno
Los laureles se los lleva.

Me enseñó a no mendigar, cariño, a aquellos que te lo niegan
Ni a pedir explicaciones a quien te injuria sin tregua,
A ignorar a quien te ofende para ocultar sus ofensas
A defender lo que opinas, aunque a otros les escueza
A escuchar sabios consejos de quien tiene gran sapiencia
A agradecer siempre las críticas, aunque lo sean adversas.
A no entrar en critiqueos, de quien lo hace sin certezas.
La crítica ayuda a ensalzarte, y criticar es ofensa.
Y quien habla mal sin freno, sin medir las consecuencias
Son  gentes sin corazón y con muy poca cabeza.

Me educó sin ser letrado, con mano dura y muy tierna
Enseñándome a diario lo que en su vida aprendiera.
A reírme de mi mismo para que otros no lo hicieran.
A sonreír en la cara de quien no tiene vergüenza.
A perdonar sus desprecios, porque más perdieron ellas.


Su amor se quedó conmigo, sigo sintiendo su esencia.
Sueño que vuelve a mi lado, me abraza fuerte y me deja
Con sus palabras tan sabias impresas en luna llena
Después se va envuelto en bruma 
Dejando en mi corazón lo que siempre me aconseja.

Que sea feliz con mis cosas, con mis gentes, con mi estrella.
Y me sigue aconsejando, ya esté dormida o despierta:
Jamás vayas a mentir demostrando tu inocencia
Pues no podrán demostrar que es verdad lo que ellos cuentan.

Me enseñó a amar a ese Dios, del trabajo y la paciencia
No servir al mandamás, perdiendo la identidad
Que me hará vivir a ciegas.

No escuchar a quien predica: a esos que exigen pobreza
Para entrar en reino eterno, mientras ellos a su costa,
Viven opíparamente atesorando riquezas,
Habiendo niños que mueren en una extrema indigencia.

Esos mismos que en el nombre, de ese Dios que no respetan
Piden limosna al beato, que pretende mientras reza,
Sanar su cuerpo y espíritu, con unas pocas monedas,
Y después usan el látigo de su mano y de su lengua,
O aun peor, si bajo el hábito, esconden sucias ofensas.

Mancillan niños sin culpa, robándoles la inocencia.
Estos consejos me da, mi Dios, mi padre, mi estrella
Que vivió siendo un gran hombre sin pisar nunca una iglesia.
Si esto es de mala persona, que venga Dios y lo vea.

Tu Dios, mi Dios, ¡¡Quien me saca de este embrollo!!
Pues viendo tanta crueldad, dios mío, yo no estoy loco
Me he dado cuenta en verdad, que los locos son los otros.

lunes, 6 de agosto de 2018

REINA PRIMAVERA


03-08-2018
REINA PRIMAVERA

Quiero que esta ola, de calor se pase
Y a aquel que se ase, con ventilador,
Le llegue el invierno, helado y sombrío
Hasta el esternón.

No quiero el invierno tedioso y oscuro
Ni otoño tarugo que en frío amenaza
Meses en la sombra, niebla que envenena
Ánimo de pena, sueños y nostalgia.

Con la primavera despiertan las flores
Cuajada de olores y ánimo esperanza
Que dura muy poco, se va y ni te enteras,
Primavera corta, de verano mansa.

Otra vez verano de noches en vela
Calor asfixiante, tiempo de quimera
Añorando brotes de una primavera
Que llega y se marcha, sin apenas verla.

No quiero el otoño, ni invierno deseo
Ni moscas, ni hormigas, ni calor horrendo
Ni meses de lluvia, ni noches de fuego,
Ni helarme ni asarme… no quiero el invierno
Quiero primavera, eterna en mi reino.