miércoles, 3 de noviembre de 2010

LA CUNA NO ESTÁ VACÍA

Hoy mi casa no es silencio
volvió a llenarse de risas
ha llegado ya mi nieta
mis brazos prestos de abuela
plenos están de caricias
cuajados de amor mis besos
para mi nieta Lucía.