martes, 16 de diciembre de 2008

LA GALLINA ANSIOSA


Mi prima aún recuerda con algarabía
hecho natural que ocurrió aquel día
cuando al borde angosto de aquel basurero
la gallina roja lució por sombrero
el fruto que ansiosa pretendió comer.

Yo estaba sentada como digo al borde,
eran otros tiempos y water no había.
La gallina roja fue por su festín,
pero tuvo prisa por comer y entonces,
cae sobre ella lo que tanto ansía
por no contenerse sólo un momentín.

Nosotras reímos con gran alborozo
viendo a la gallina que feliz lucía
comida y trofeo sobre su cabeza
le acuciaba el hambre y corrió con gozo
a llenar el buche como pretendía
no pensó inocente llevarse así el trozo
ni yo hubiera dado con tanta certeza
de haberse esperado a cobrar su pieza.

Como tantos otros recuerdos graciosos
les das la importancia que quieran tener
por eso relato lo de esa gallina
que encontró un sombrero al querer comer.

2 comentarios:

MARISA dijo...

JAJAJAJAJA, niña que poema más gracioso.....lo que son los recuerdos!!!

Me ha gustado mucho y sobre todo me he reido!!!!

Pobre gallina!!!!

BESITOSSSSS

Marisa dijo...

Pues ciertísimo que ocurrió.

Lo de "fotografiarlo" hubiera sido imposible en aquella época, por eso hice este "arreglo grafico".

Me alegro que te guste.

Un beso enorme

Marisa