sábado, 17 de enero de 2009

SENTIMIENTOS DE UN DIÁRIO DE MUJER

4-1-2004

¿Por qué mi corazón sintió tu aliento
tras el frío cristal de la pantalla?
¿Por qué mi cuerpo así deseó tu cuerpo
al llegar sin querer la madrugada?

Me embrujó tu presencia aquella noche.
Quise besar tus labios con locura.
Entregarte mi alma sin reproche
cuando te dije adiós con amargura.

Intento no volver a hablar contigo
pero el embrujo llega y me enloquece
no quiero saber si eres mi amigo
si fue casualidad hechizo o duende.

Haces volar mi sueño y fantasía.
Me haces feliz tan sólo con palabras.
Pero quiero olvidar que tu pasión no es mía
porque tu cuerpo y mente me rechazan.

Quiero al llegar la noche ir a tu encuentro
sin conocer tu nombre ni tu cara.
Saber si ocupo o no tu pensamiento
y ver lo que el destino nos depara.


(Introducción para mi próxima novela)

2 comentarios:

MARISA dijo...

Pufffff....que profundo este poema.....parece de verdad que hayas sentido eso alguna vez....jejeje. Tienes una capacidad inventiva increíble, nena.

Me ha gustado mucho lo que has escrito, seguro que mucha gente que se enamora por internet, lo podría utilizar perfectamente para expresar lo que siente.

PRECIOSO!!! BESITOSSSS

Marisa dijo...

Gracias. Lo he puesto para compartir con vosotros la idea de esta novela que aun está muy en sus comienzos, pero que ya va tomando forma.
No soy capaz de hacer una sola cosa y además de esta, voy escribiendo otra novela y "el olor de los recuerdos" que como sabes, son eso; retazos de mi vida y que van aflorando en conversaciones con las personas que la compartí en uno u otro momento.

Una vez que espontáneamente surge el recuerdo, luego hay que darle forma, buscar fotos y más datos hasta completar un capitulo. Es laborioso, por eso y porque soy muy inquieta, no puedo centrarme solo en "El olor...".
Las otras dos novelas son muy distintas y dependiendo de mi estado de ánimo, escribo una o la otra. No en desorden, pero tampoco linealmente.

Gracias por tu visita. Me alegro que el niño esté mejorcito.

Un beso.

Marisa