miércoles, 31 de diciembre de 2008

LA HERENCIA QUE DEJAREMOS (2)


Junio‑94

Si lo prometido es deuda, yo soy buena pagadora
y lo que dije hace un rato, lo vengo a cumplir ahora.
Me ilusionasteis diciendo, lo que os gustó recordar
palabras casi olvidadas que habíais dejado de usar.

Hoy recordaremos otras y otro día alguna más
para poquito a poquito, volverlas a utilizar.
Procura que no te digan, que a ti te falta un hervor,
pues quieren decirte, amigo, que eres algo tontorrón.

Atusar, peinar un poco, llenar mucho, aceganar,
atufarse es enfadarse o el brasero marear.
Beber a peto, es a morro. Cándalos, huesos de un flaco
la cochura, el cocimiento. La petaca para guardar el tabaco.

Cuevano, cesto para uvas, buen regalo, cotamalla,
comeilo, que comáis más, calduchón quien habla y habla.
Carretilla, nuestro fuego artificial,
capacho era la cesta, o bolsa de ir a comprar.

Chauche un tinte para el suelo, chiflato, para silbar,
dar en las tarres, azotes, mal peinar, esgarduñar.
Esporcellón, saltada la porcelana, tirar mucho, estirajar
estragar, comer con glotonería, estacazo, es golpear.

Si comes y te atragantas, algo te dio en el gañón
si eres meticonaza, te llamarán jirjolión.
Si untan con uvas tu cara, ya te han hecho un lagarejo.
El majuelo es el viñedo, la piel de uva, es el hollejo.

Al horario extra escolar, se decían permanencias.
Peón albañil, pochitón y unas galletas paciencias.
Revertir, derborda el vaso, rodilla, bayeta o paño,
rosnar, ronquido muy fuerte y mancarse hacerse daño.

El sostén, sujetador, sutiller, la ropa o ato,
tarol un juego de niñas y al idiota llaman fato.
Topar es tropezar, dar la pineta, la vuelta,
tesar es ir hacia atrás y la cancela, la puerta.

Forasteros, los de fuera, giña, caca, nada más
el légamo algo viscoso y un lebrel es un chaval.
Linde, al borde del camino, loncha, piedra para jugar al tarol.
Moños final del chorizo. Maruso o chinda maricón.

El usmia es un egoísta, un ansioso es el glotón;
misquindoso, especialito y el cacique, meticón.
Comenenciudo, a su antojo, avellanado, bajito,
el grande es como la torre y el que es pequeño, chiquito.

Engarañau, tieso "e" frío, escamondar bien limpiar,
engurruñau, encogido, escagarruciau, si por las patas te vas.
Escutuciau, asqueroso, esmondoñar, es pegar.
Espavilau, un vivales, quitar piojos, espiejar.

Quemar la plancha, esturar. Mal fato es el mal olor,
la guisela, muñequita, una colleja, un capón.
Las granzas, granos de trigo, el gaznate, la garganta,
la güera una baba blanca y el que se asusta, se espanta.

Los moros son magdalenas, zurrarse, ventosear,
al ano llaman ojete y a hacer gilga, cagar.
Machucado es aplastado, polvorina, ventolera
y a los burros "pa" que coman, les cuelgan la cebadera.

Vera, al lado de una cosa. Viso, la combinación.
Vivales los agujeros de nariz, de un narigón.
Vacantes, las vacaciones, el zancajo es el talón
zangarriana, la desgana, zumacal, es un sosón.

Pitera, un agujerito, pitoche, nariz pequeña,
un choricito, pitarro y algo habladora, parlera.
Rozón, desconchón en la pared. Si roñoso, egoistón.
Sape, que se vaya el gato y servidora soy yo.

Ya veis que nuestro lenguaje, es variado y muy bonito
y si no opináis lo mismo, yo ya ni pongo ni quito.
Hoy pido alaejanos míos, que utilicéis nuestros dichos,
para que sigan tan frescos por los siglos de los siglos.

2 comentarios:

MARISA dijo...

Pues Marisa, te sigo diciendo lo mismo, que me parece genial que resaltes estas palabras, porque no se deben de quedar en el olvido.

Además te diré que por aqui, en mi tierra, muchas palabras de esas coinciden, así que no me han sonado todas raras, jejeje

Esperemos que los de tu pueblo no pierdan del todo la costumbre de usar esas palabras porque sería un pena....mientras que queden personas de cierta edad, se seguirán usando, ¿no?, ya veremos qué pasa con las siguientes generaciones....

BESITOSSSSSS

Marisa dijo...

Pasarà que muchas se perderàn, pero yo seguirè intentando no "extranjerizar" mi forma de hablar y de escribir y continuarè haciendo incapiè en conservar mis raices.

Abrazos enormes.

Marisa