miércoles, 24 de noviembre de 2010

HAGAS LO QUE HAGAS EN INVIERNO PONTE BRAGAS

24-11-2010

En estas tardes de invierno
se me plantea una duda
casadas, solteras, viudas
escuetas visten sus cuerpos.

Leotardos, bragas y fajas
prendas que ya no seducen
para abrigarse las nalgas
hoy no es posible pues lucen
minúsculas minifaldas
que apenas cubren el culo
mal velado por un tanga.

El ojete al descubierto;
Casi no tapan flequillo
esas bragas tan modernas;
mejor las de cuello vuelto
que usaban nuestras abuelas.

Yo no digo que esté feo
ni que sea indecoroso
pero este frio horroroso
ha de congelar los pedos
de quien se cubre tan poco.

Luego vendrán los catarros
los mocos, las faringitis;
por docenas las cistitis
sólo por lucir cuerpazo.

Por eso aunque no me escuches
o te parezca anticuada
te digo con gran cariño
que hagas lo que hagas:
en invierno ponte bragas.

6 comentarios:

María dijo...

¡Qué bueno!
En el más puro estilo valligaditano.
Además que es así, tienen que tener los shoshetes algo constipados con esas minis.

Besos artista.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Esta tarde la inspiración vino asín ¡¡Qué le vamos a hacer!!

Besazos y achuchones varios

Inma dijo...

jajajaaj, buenísimo. ¡Cuantas hay que van con dos camisetas, un jersey, un chaquetón, guantes, gorro y bufanda y luego llevan una minifalda con el conejo saliendose por los lados del tanga.
Un beso:

Inma.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Esas abuelas a las que les llegaban las bragas hasta el sobaco, tenían una máxima: "Para presumir hay que sufrir" Yo no se si las minifalderas sufrirán pero hija, lo que es presumir... poco poco eso es más bien "jactarse" ¡bueno! jactarse hasta reventar de coger frío.

Besotes totes

Conchi H dijo...

Sabio consejo regalas,
mi querida amiga Marisa,
que los fríos imperantes,
hielan hasta la misma sonrisa,

mas vayamos por partes,
y cubrámonos las mismas,
con tanga al uso moderno,
o braga, estilo renacentista

la edad nos hace sensatas
y pasamos de monerías
mejor unos buenos culotes
¿te acuerdas?

Entonces éramos dos jovencitas
de cuerpo firme y rumboso
Que se reían de aquella prenda
anticuada y poco femenina

poco nos importaban catarros
mucosidades, cistitis u anginas
con nuestras braguitas de blonda
nos creíamos mona lisa.

Y es que el tiempo apacigua
humores, y nos hace ver la vida
desde la cómoda bragaza
cuello alto, suave y calentita

creo que ha de ser la consumidora
quien a su gusto elija
si quiere ir con el culo al aire
o taparse hasta las jijas


Mu bueno Maisina, ¿que tal tu niña?

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Como ves H, no tienes más que decirlo y tan rauda como contenta, ahí lo ves.

¡¡Qué tiempos aquellos!! en que jóvenas incánicas (sin canas, nunca en canícas)vendíanmos a disestro y mucho más siniestro todo "tapaculos" que nos fuere demandado ( de petición, no de demanda u denuncia).

¡¡Buenas risas!! ¡¡Sanas risas!! de todo aquello, nos queda un hermoso recuerdo y un mucho más hermoso cariño.

Mi niña preciosa ¿ Y los tuyos?
El próximo 19 babearemos sobre sus retratos.

Besazos pa tós