domingo, 30 de octubre de 2011

QUERIDO PADRE (Justo antes de partir)

Abril-2011     

 QUERIDO PADRE

No sé cómo decirte que te quiero
Sabiendo que no entiendes mis palabras
Sabiendo que no sabes lo que sabes
Porque no te pronuncias; sólo callas

Ya tiempo que no resuena
el martillo sobre el hierro
Ya tiempo que no soy niña;
pues ya pasó, pasó el tiempo.

Olvidaste lo aprendido a lo largo de tu vida
Porque pasó, pasó el tiempo y  se llevó tu sonrisa,
Tus recuerdos, tus caricias… el aroma de tu pelo
El sabor de tus palabras, más no el roce de tus besos;
los te quiero que me das siempre, aunque callas.

Tu huella será perpetua, mi amor por ti de agua mansa
Lo llevaré eternamente, será mi guía y mi calma.

No sé si sabes a quien miras cuando me miras
no sé si escuchas, ni por qué no hablas
no sé si sufres o simplemente ignoras
no sé si quiero, saber todas las cosas.

Quisiera ser tu voz y tus sentidos
Quisiera ser la luz que te alumbrara
Quisiera ser la mano donde asirte
Y volverme a mirar en tu mirada.

Esa mirada fuerte, esa voz desgarrada
Esas caricias ásperas y dulces
Y ese saber que soy tu niña amada.

Se ha perdido tu mente entre algodones
La fuerza de tu voz y tu mirada
La fuerza de tus manos, tus caricias,
del brazo que abrazó mi tierna infancia.

Contigo soñaré por no perderte
Te quiero, escucharás cada mañana
Yo seré tu memoria y tus recuerdos
Quiero ser para ti, tu voz, tu calma;
La niña que te adora y adorabas.

10 comentarios:

María dijo...

Su voz, su luz, la mano dónde asirme, quisiera que sus manos de herrero me irritaran el cutis.
¡Cómo te entiendo amiga!

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Gracias María, sé que me entiendes.

Abrazos guapa

marialuz dijo...

Como te entiendo Marisa! mi padre ha hecho ahora un año que se fué y aún me duele,aunque prefiero pensar que ve todas nuestras celebraciones sobre todo cuando se están preparando lo malo el dia de la celebración cuando no le ves.Yo siempre me crey que mi padre seria eterno, me dolia cuando Evelio para mentalizarme me decia ¡como ha decaido tú padre! no queria escucharle, yo siempre le veia muy bien.Animo guapa y a disfrutar de todo lo que tenemos que no es poco y pensar que es lo que ellos quieren que hagamos un beso.
A y ya he leido la cronica de la boda de Laura me alegro que todo os saliera bien y seguro que él la disfruto con vosotros dede arriba

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Gracias por tus palabras guapa.

Yo también estoy segura de que nos vio y por cosas que pasan, estoy segura que me ayudó a encontrar la ropa que "lucí", porque de forma muy casual, lo encontré el día de su cumpleaños.

Sé que está siempre a mi lado. Así lo siento y no quiero que me vea llorarle.
Nunca pensé que reaccionaría así pasando este trago.

Esta poesía la escribí unos días antes de su partida y no volví a leerla hasta hoy.

Besazos wapa

Anónimo dijo...

PRECIOSA, de verdad. Como bien dices, SU HUELLA SERÁ PERPETUA. Sólo algunas personas, tienen para mí ese privilegio, de dejar esa huella grande, que sólo (y valga la redundancia) los GRANDES, pueden dejar a su paso.
Y privilegiados, nosotros,también, de poder haber vivido muy cerca de ellos.
PRECIOSA, PRECIOSA.
GRACIAS, por compartirla con todos. Besos enormes.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Gracias a tí gaditana guapa, que viviste a mi lado el único "peor" momento que tuvo mi padre conmigo cuando su cabecita ya no entendía y viste en que forma dolorosa y dulce tuve que hacerle entender.

Gracias por tus palabras y sobre todo por tu cariño

LAURA dijo...

PRECIOSA, no se por qué no te gustó en su momento, quizá el momento no era ese. Te quiero y desde donde esté seguro que vela por ti y por todos nosotros.

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Sé que vela, sé que está, sé que sabe que le quiero, sé que sabe que sus nietas le adoran, sé que no le gustaba que llenaran su tumba de flores...

Te quiero nena... eso también lo sé y lo sabes

cecilia dijo...

Hoy, un día más he soñado con él y cada vez estoy más convencida de que está con nosotros más que nunca.
Tuve que secarme las lágrimas al despertar y aún noto la emoción que sentí mienras soñaba.
TE QUIERO YAYO
TE QUIERO MAMI

Marisa Pérez Muñoz dijo...

Así es como hay que recordar a un hombre tan bueno como él.
Para que ahí donde está, sienta que le queremos, que recordamos todo lo bueno y que le sentimos muy cerca.

El Yayete merece ser recordado con amor, porque nunca lo escatimó con nosotros.

Te quiero princesa.
Te quiero papito